sábado, marzo 15, 2014

"Todo muy rico."

El silencio de las luces atraviesa la avenida y el cuello de tu campera gris. Caminás convencido de tu altura, como un árbol, y te olvidaste o pareciera que no entendés que a la altura de un árbol la hacen las tormentas vencidas. Respirás sin darte cuenta de ello, sin agradecer, pensando sin sentido, en donde detener el ritmo para tomar un café. Pasa un colectivo, pasa una semana repleta de frío, el tiempo pasa junto a un auto que no se detuvo en el semáforo rojo... Vos seguis parado en esa esquina pensando en el café y en lo alto que sos, alto como un nido que no supo abrigar a tiempo, como un pasillo húmedo y oscuro, como una espalda que se acerca, como la espalda del árbol que derrumbó la tormenta, esta mañana.

jueves, marzo 06, 2014

un mail que nunca va a quedar en el olvido:

cuando todo se inunda e incendia. y ni siquiera capacidad de contemplarlos: la urgencia afuera. mujer poema que somos. tan intocable, intachable, que siento que lo pierdo. que en medio de las aguas de la nada, de todo eso que nos cuesta soltar, de las fabricaciones de la memoria, de la necesidad, de lo ilusorio que nos reponga el motor, el ímpetu, el cebo, el objetico afuera: ser quien sos y amarte por eso. saber quien soy, aunque tantos me hayan dado por perdida. y seguir asistiendo a esa percepción. las exageraciones de la memoria. ofrecerme. quién sabrá que suceso activará el resto de lo venidero? quién se puede plantear el control? te quiero infinito, aunque no nos hayamos dicho un piropo, tan enfrascadas, llevadas por la tumultuosa corriente de la existencia de hoy. quién podrá revivir las noches los silencios, las tardes de campo o viajando. furias eléctricas que hemos sido. doma, resignación sana necesaria, desvaríos, desboques. percibir edades, cambios, transmutaciones. pedirle sin desesperaciones a los cuatro elementos que no nos succione. plegaria de claridad. ejercicio automatico de otrora. saber que en vos no hay juicios. o quizás. nuestro espejo incesante. te deseo hordas de bienestar, repleto de hilos dorados que aunque sea te traigan en sueños hechos polvos cerca de mi corazón.


pd: si supiera manejar un blog ( que el mio simpre ha sido de los más complejo en mi caso, te propondria hacer un frente de exorcismos, como otrora)en común. me salvaría casi.


porque nuestros revoltijos no deberian quedar en la penumbra privada. porque más allá de todo somos finitos. corpusculos ínfimos habitando la enormidad.
todo esto eso y no sé me pasó al volverte a ver. los egos estallan. tratando de simplificar te digo gracias amiga de años insólitos, repletos de colores y matices. a puro impulso inofensivo.

--

V.

lunes, marzo 03, 2014

Los mediodías vienen con tu voz como silbidos lejanos, como cantos de cigarras, como luciérnagas dormidas... ¿Hace cuánto que me conocés? ¿cuánto tiempo llevás en vela? ¿cuantas veces te incendié con mi mirada? ¿cuánto tiempo alucinaste entre las sábanas? ¿y para besarte, cuánto falta? ¿donde estamos? ¿estamos flotando o estamos parados? ¿en qué parte del planeta me enamoré de vos? ¿alguna vez creíste en el color que nace del encuentro de nuestros cuerpos?... Y el alma, còmo hago para besarte el alma y que después no te duela
nada? Que el viento te traiga siempre.

sábado, marzo 01, 2014

regalos.


II


Huele a limpio mi patio, mi piso, mi casa, huele a aire nuevo, a decisiones tomadas, a tiempos que se animan a llegar, a viento que baila sobre mis plantas.
 Hay un charco que tarda en secarse y desaparecer, voy a jugar a las diferentes realidades y los mundos paralelos hasta que se evapore y pueda realmente ser y estar entre tus besos, entre las nubes que nunca se detienen, que siempre pasan.

viernes, febrero 28, 2014

M. me preguntó cuatro años después, si había escrito este cuaderno tan peculiar que me trajo de su viaje, con mucho cariño. Le dije que no... Lo estuve guardando todo este tiempo, repleto de silencio por temor de arruinarlo con mis ruidos, mis palabras, mis diagonales. Hoy decidí romper con eso, o quizás construir algo en esto. Entre el amor que llega por una puerta grande, doble, abierta de par en par y este ritmo de cambios que arrasan como agua, como tormenta. Decido no silenciar-me más; hacer mi valija, sacarle punta al lápiz, oler el papel de la primera hoja y amar a cielo abierto, unir mi casa con la de un hombre hermoso que descubrí hace un montón de años y recién conocí ayer, juntar mis manos con su piel, besar sus latidos, crear un árbol.

sábado, junio 09, 2012



Antes no me atraviesa

ya

la médula ósea.







Ahora es volando

como aquellos inviernos

que se hacen veranos.



domingo, agosto 08, 2010

avanza la noche

entre chasquidos de edificios amontonados,

se aproxima el arrullo del río,

ese que nunca me ha entregado su espalda.

el viento se abandonó en la caída

dentro de un pantano,

y esa ambulancia que ruge,

que pasa,

parece no entender...

en esta tarde

la muerte se ha puesto de pie.