domingo, mayo 27, 2007

regalo mi costado más izquierdo
y embarrado en la ignorancia.
contame cómo era caminar sin brazos
ni murmuros de baldosas gastadas.
enseñame la parte que te salteaste
con quietud de silencio
en el ojo tieso abierto.
me esperaste en la piel desnuda
de morirte mudo.
recordame cómo se hacía para reir sin temblar
una mosca en la espalda más lumbar.
y romper un taco
sobre un pedal
de toda esta bicicleta sin cadena
que son mis manos y la siempre voz de tu memoria
que me funciona mal.
feliz pie torcido
y
bienvenida a llorar!

2 comentarios:

M. dijo...

me gusta mucho mucho éste, tanto que no me sale qué decir. a veces me pasa, vio?

Diario de lectura inversa dijo...

bienvenida al avión insomne.
cariño.


*